Realizada por el Escultor Italiano Santiago Girola, la Placa de Bronce en memoria de Ana María Benito ubicada en el hall de ingreso de la nuestra Escuela Normal Nº 2 da la bienvenida a los visitantes.

En conmemoración al 1º Aniversario de la muerte de Ana María Benito, el 30 de noviembre de 1932, la Asociación de ex alumnos colocó en el hall de ingreso de la Escuela, la placa de bronce Homenaje a su ex presidenta, para perpetuar materialmente su tránsito por esta escuela.

Placa Homenaje

Placa Homenaje Ana María Benito

Un Bronce, a manera de las estatuas de los dioses lares a quienes los romanos confiaban la protección de la familia. Solo que aquí, en este templo ausente de paganismo, será un símbolo de bienvenida para todos los viajeros del mundo que quieran traernos la gracia de su palabra.

A continuación transcribimos algunos pasajes del discurso que la Sta. Ernesta Robertaccio ofreciera en el acto conmemoración 1º Aniversario de la muerte de Ana María Benito.

«Rauda como la nube, inquieta como la vela viajera, avara de amplitud como la sombra, Ana María tuvo prisa por dejar nuestras playas. Se fue, cuando este cielo se encendía con el sol de noviembre, y se deshojaba en nieve o se oscurecía de bruma, allá, en las tierras nebulosas del Norte que tanto ansiaba conocer.

Los que se van de la vida, mueren de verdad en el instante preciso en que se los olvida.

El recuerdo, no se alimenta con la ofrenda de flores en los días clásicos. Ni con el llanto inútil derramado sobre una tumba. Ni con la apreciación póstuma de virtudes que no se quisieron reconocer a tiempo. Ni con la crónica laudatoria de la vida de los que partieron.

Ese recuerdo debe ser un proceso espiritual que gravite sobre los actos de un hombre, de una familia, de una comunidad en la prosecución de un ideal.

Así recuerda nuestra casa a Ana María. Por eso ella sigue viviendo entre nosotros