Inés Giqueaux perteneció a esa clase de maestros que no se limitaba a enseñar mecánicamente, sino a trasmitir y trasmutar en el alumno su propia personalidad, dejando en cada uno de ellos el recuerdo indeleble de su persona y de su acción.

Inés Giqueaux
Inés Giqueaux

Su acción y ejemplo siguen perpetuándose en nuestra Escuela que la vio llegar en un ya lejano junio de 1923 para ocupar la Regencia. Ocupó también el cargo de Vicedirección desde el 8 de noviembre de 1940 hasta el 31 de octubre de 1944, momento de su jubilación. Retiro que no alcanzó a gozar pués el 17 de noviembre de 1944 la Escuela y la ciudad la despidió con la pena tremenda de las separaciones definitivas.

Durante los largos años en que permaneció en la Escuela, generaciones de estudiantes la vieron reiniciar cada año con más entusiasmo su labor, consciente de su responsabilidad para con la sociedad, y d e la permanente necesidad de complementar la tarea docente con el consejo y el ejemplo.

Le tocó dirigir, teórica y prácticamente, los primeros ensayos de la Escuela Activa, implantada a partir de 1929.

Una cariñosa recordación le dedicó la Bibloeteca Infantil al ostentar el nombre de Inés Giqueaux, que quedó inaugurada el 17 de septiembre de 1956. La placa recordatoria puede observarse aún en el hall central de la Escuela.

Placa
Placa

Además es recordado su paso por nuestra Escuela, a través de una simbólica mayólica que se encuentra en el Patio de la Primaria.

 

Mayólica
Mayólica

 

Su nombre no está vinculado a ningún episodio altisonante en la vida de la comunidad educativa, pero en su vida fue ni más ni menos que una Maestra.

Cuerpo Directivo 1942